"Ante la escasez de personal capacitado, creamos la Escuela Taller de Supermercadismo de Paraguay"

En una entrevista exclusiva, el presidente de la Cámara Paraguaya de Supermercados, Alberto Sborovsky, aseguró que la escuela nace porque “estamos dejando de vender y desarrollar productos por falta de técnicos”.

Alberto Sborovsky, presidente de la Cámara Paraguaya de Supermercados (CAPASU)

 

A partir de una iniciativa conjunta público privada entre la Cámara Paraguaya de Supermercados (Capasu), el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social y el Servicio Nacional de Promoción Profesional, Paraguay presentó su primera Escuela Taller de Supermercadismo del país, con el objetivo de capacitar a la población para atender la demanda de personal de trabajo en el sector de supermercados, que en la actualidad es prácticamente nula.

 

En una entrevista exclusiva con el presidente de la Capasu, Alberto Sborovsky, conocimos cómo funciona la nueva escuela y ante qué necesidad se origina. 

 

¿Cómo nace la idea de crear la primera Escuela Taller de Supermercadismo de Paraguay?

 

La demanda de puestos técnicos dentro de los supermercados como ser cajeros, panaderos, confiteros, cocineros, personal de trade marketing, repositores que no son solo cargadores de mercadería, sino que tienen que pasar reportes y otro tipo de cosas, es muy alta en Paraguay, el problema es que la oferta de personal es prácticamente nula. 

 

Ante esta situación, conversamos con la ministra de Trabajo y decidimos elegir el camino de una asociación público privada, en la que el gobierno nos da el soporte, el espacio y nosotros aportamos las mallas curriculares, inclusive recomendamos instructores, para ir estableciendo cursos que estén alineados con la realidad que nosotros observamos, son cursos orientados a lo que el mercado hoy está pidiendo. 

 

¿De quiénes depende la Escuela?

 

La escuela nace de un acuerdo entre la Cámara de Supermercados con el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social y el Servicio Nacional de Promoción Profesional, que es el instituto de capacitación técnica a nivel nacional. 

 

Nosotros, los propietarios de supermercados, somos los que con el aporte patronal financiamos este instituto históricamente, y hoy nos estamos empoderando y utilizándolo para atender una demanda muy importante de personal capacitado. 



Hasta el momento, ¿cómo estaba funcionando la oferta y demanda para estos puestos dentro del sector de supermercados? 

 

Realmente teníamos unos niveles de canibalización enormes, porque el mismo confitero rotaba de un local a otro y estábamos en ese tire y afloje constante.

 

El espíritu y el objetivo de esta escuela es poner más técnicos en el mercado para abastecer nuestra demanda. Nosotros hoy estamos dejando de vender y desarrollar productos por falta de técnicos, tenemos ese gran problema. 

 



¿Qué es lo que se puede aprender en la Escuela Taller de Supermercadismo?

 

Hay 19 cursos desde enseñanzas técnicas hasta informática, trade marketing, reposición, cursos de cocina, confitería, panadería, ayudante de panadería, carnicería, caja, supervisor de caja, atención al cliente, supervisor de atención al cliente, entre otros. 

 

¿Quiénes pueden capacitarse?

 

Cualquier persona que haya terminado el colegio, tiene que ser mayor de 18 años, no hay ningún otro requerimiento. Tampoco tenemos límite de edad, justamente valoramos mucho que personas mayores puedan acercarse a hacer estos cursos, porque tienen un perfil interesante. 

 

¿Hay algún acuerdo con empresas privadas del sector para que los estudiantes puedan realizar pasantías u obtener alguna experiencia laboral tras capacitarse?

 

Sí, es algo que tenemos contemplado, pero como lo acabamos de lanzar ahora, los primeros cursos empiezan ahora en breve, y ahí tenemos muchísimas cosas que añadir, experiencias y pasantías en empresas, porque finalmente esto es 30 % de teoría y 70 % de práctica. Así que ahí vamos a entrar nosotros. 

 

¿Los cursos son presenciales?

 

Sí, de hecho tenemos un espacio con góndolas, balanzas, líneas de caja con softwares habilitados, como para que los alumnos puedan practicar. Por el momento están en Asunción. 

 

Este es un ejemplo de cómo cuando el sector privado hace una alianza con el sector público, el relacionamiento correcto y beneficioso para ambas partes es posible.




PEDIDO DE INFORMACIÓN

* Campos Obligatorios