Después de 60 años, Sprite renueva su packaging y despide a su icónica botella verde

Coca-Cola anunció que cambiará la tradicional botella verde por una de plástico transparente. Aquí los motivos del cambio y la explicación de por qué “Transparente es el nuevo verde”.

 


Después de 60 años de usar una botella verde, Sprite cambió su packaging y a partir de agosto ya se podrá encontrar un recipiente de plástico transparente bajo el concepto “Transparente es el nuevo verde”, haciendo alusión a la menor complejidad al momento de reciclar estas botellas frente a las de color. 

 

Como una manera de amplificar los esfuerzos de la marca en términos de sostenibilidad, Coca-Cola explicó que la decisión se debe a que, si bien las clásicas botellas verdes de Sprite son reciclables, el proceso para reciclar botellas con color es más complejo a lo largo de toda la cadena de valor. En cambio, el envase de plástico transparente ayudará a que las nuevas botellas sean más fáciles de reciclar.

 

“Cuando el PET transparente se recicla, se puede reutilizar de múltiples formas. Esto lo convierte en un material de alto valor que se puede reciclar fácilmente y transformarse en una botella nueva o tener otros usos. La transparencia y el color de los materiales plásticos tienen un efecto en su valor post consumo: al reciclar plástico pigmentado sólo se obtienen productos de color oscuro (gris, marrón, etc.) y, por lo tanto, su uso es limitado”, comentó Javier Meza, VP Senior de Marketing para Coca-Cola Latinoamérica.

 

La Industria Mexicana de Coca-Cola aprovechó para refrendar su compromiso por colaborar con el manejo de los residuos plásticos, renovando el enfoque del ciclo de vida de los envases, desde cómo se diseñan y producen las botellas y latas, hasta cómo se reciclan y reutilizan.

 

“Otra variable significativa es la clasificación del material, que implica costos y tiempos adicionales para la industria del reciclaje en toda la cadena de valor. Cuando el plástico se recolecta, debe separarse por color y por tipo (rígido y flexible, botellas o láminas, etc.). Al eliminar las botellas verdes, simplificamos el proceso de clasificación y reducimos complicaciones innecesarias”, agregó Javier Meza.

 

Y es que en 2018, Coca-Cola asumió el compromiso de recuperar y reciclar el equivalente al 100 por ciento de los envases que pone en el mercado para el año 2030, a lograr que el 100 por ciento de sus envases sean reciclables y a producirlos con al menos un 50 por ciento de PET reciclado para 2025. Actualmente, en México se recuperan 6 de cada 10 envases.


PEDIDO DE INFORMACIÓN

* Campos Obligatorios