eCommerce colombiano cerrará el 2022 con un alza de 34%, pero el 2023 será menos alentador

Según María Fernanda Quiñones, presidente de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, las expectativas para 2023 son más moderadas, aunque el crecimiento no se detendrá.

 

María Fernanda Quiñones, presidente de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, estimó que, durante el 2022, las ventas a través de comercio electrónico en Colombia cerrarán con un crecimiento de 34% respecto a 2021, mientras que las expectativas para el 2023 son más moderadas como consecuencia de un escenario de desaceleración económica mundial.

 

“Para el 2023 nuestras expectativas son más moderadas, consecuencia de un escenario de desaceleración económica mundial y un efecto inflacionario a nivel mundial que tendría su peor impacto en la economía mundial en el 2023 y afectaría el consumo a nivel mundial producto de la reducción del ingreso disponible y del alto costo del crédito de consumo”, expresó Quiñones durante su participación en el E-summit, una conferencia en la que se exponen temas de política pública alrededor del comercio electrónico y se comparte conocimiento entre jugadores del sector.

 

La presidenta de la CCCE sostuvo que aunque se estima un crecimiento menor -de 20%- en 2023, la industria seguirá creciendo porque el desplazamiento hacia las compras digitales es imparable. En Colombia, previo a la pandemia, la penetración del e-commerce, según datos de la Cámara, era de 1%, durante la pandemia hubo picos de 8% y ahora está en 3%. 

 

Para Quiñones, la evolución del comercio electrónico en el país dependerá también de la resolución de las brechas de conectividad, de la inclusión financiera y del entendimiento de los nuevos modelos de negocios que surgen.

 

“Hay que hacer un cambio de chip, no podemos seguir interpretando el comercio electrónico como si estuviera concentrado en categorías como tecnología, moda y turismo”, expresó María Fernanda Quiñones en una entrevista con Forbes. “Ahora se ha concentrado en el consumo cotidiano, queremos que eso siga pasando, irrigarlo en las dinámicas productivas del país”.

 

Asimismo, Quiñones planteó que tiene que revaluarse que el comercio digital reemplaza al físico para entender cómo está cambiando el consumo de las personas. “Hay que ver las contribuciones en experiencia de usuario que está trayendo el live shopping, trabajar en comercio electrónico transfronterizo y optimizar el uso de los datos”.





PEDIDO DE INFORMACIÓN

* Campos Obligatorios